Todos los horarios
RELIGIÓN

Grandes contradicciones de la Biblia

La Biblia es considerada un libro sagrado por todas las corrientes del cristianismo. Muchos creen, incluso, que en sus páginas puede encontrarse una guía moral para vivir la vida según los designios del Señor. Sin embargo, al ser un libro escrito por diversos autores en épocas muy alejadas entre sí, es posible encontrar en ella notables contradicciones.

 

 

En el viejo testamento, por ejemplo, queda muy claro que uno de los diez mandamientos consiste en no robar. En el evangelio de Lucas, no obstante, Jesús llama a sus seguidores a robar un asno en nombre de Dios.

 

 

En los versículos 1:25-26 del Génesis el texto afirma que Dios creó a las bestias de la Tierra y luego al hombre a su imagen y semejanza. En los versículos 2:18-19 del mismo libro, sin embargo, la Biblia afirma que primero fue creado el hombre y luego los animales para que este no se sintiera solo.

En numerosos pasajes de los Evangelios se lee que Jesús fue enviado a la Tierra para sembrar su mensaje de paz; pero en Mateo 10:34, el Mesías afirma: “No penséis que vine a traer paz a la tierra; no vine a traer paz, sino espada. Porque vine a poner al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra”.

El libro Deuteronomio aclara que ni padres ni hijos pagarán por los pecados de su familia, en Isaías 14:21, por el contrario, se dice que los hijos irán directo al matadero para pagar las faltas de sus padres.

Existe también en el texto sagrado una gran discrepancia entre las últimas palabras de Jesucristo: mientras los Salmos rezan que dijo “Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”, en el evangelio de Lucas se lee que sus palabras finales fueron “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” y en el evangelio de Juan que fueron, tras beber un trago de vinagre “¡Consumado es!”.


Fuente: vix.com